No hay nada más parecido a la realidad que lo que ves afuera de ti.

Nada de lo que ves afuera es diferente a ti. Toda la información que tus sentidos perciben y reciben es traducida por la mente.

El diccionario habita en la mente  de nosotros mismos; cada uno tiene su diccionario y traduce la información en su propio idioma, dialécto o lengua. Así vivimos interpretando todo sin ninguna objetividad. Todo es relativo y subjetivo, de ésta misma manera te será más fácil comprenderte, pues sabrás que todo lo que traduces está en un único idioma, pues toda la data que entra y que estés constantemente traduciendo pertenece a una sóla fuente. 

Todo lo que observas es un espejo, en el cuál no te podrás tocar pero si te podrás reflejar. 

 

 


Share this post